Sector financiero

Soluciones de máximo rendimiento para responder a las demandas del sector financiero.

Tanto el comercio como la banca, así como muchos otros negocios y servicios del sector financiero, han sido históricamente usuarios intensivos de las TIC, implantando activamente las nuevas tecnologías a fin de minimizar los riesgos, garantizar la disponibilidad y reducir la latencia.

Los departamentos de TIC están continuamente sometidos a presión para aumentar la eficacia de las operaciones, disminuir los costes operativos y desarrollar nuevos servicios de TIC a un ritmo cada vez más vertiginoso. Sin embargo, en el actual contexto económico mundial, los departamentos de TIC deben cumplir todas estas metas con un presupuesto para ellas reducido.

En el caso de los servicios financieros minoristas, el fenómeno de la adopción de la banca móvil y el pago móvil por parte de una emergente clientela está aumentando significativamente la carga a la que se somete de forma ininterrumpida a los centros de datos y las redes.

Por otra parte, existe la necesidad de incrementar la privacidad de los clientes y mejorar la experiencia de estos. Un mayor uso de terminales electrónicas y la tendencia general a las comunicaciones por vídeo también están provocando el aumento del tráfico de red y la necesidad de disponer de mayor fiabilidad en las operaciones de redes libres de errores las 24 horas del día, los 7 días a la semana, los 365 días al año.

La gran disponibilidad de TIC es clave a la hora de que todas estas estrategias logren aumentar la competitividad y fidelidad, disminuir la pérdida de clientes y alcanzar un mayor nivel de ventas cruzadas.

Además, en el centro de datos, las operaciones algorítmicas ininterrumpidas requieren la máxima disponibilidad y la menor latencia, al igual que ocurre en las operaciones habituales en los mercados bursátiles. Sin embargo, la elección de una tecnología mejor adaptada y del tamaño correcto puede conllevar importantes ahorros en los presupuestos, tanto de cara al cliente como a nivel administrativo.

Como profesional de las TIC, la mejor opción en el sector financiero (ya sea de cara al cliente, a nivel administrativo, para el mercado bursátil o para un centro de datos) consiste en trabajar con un proveedor de infraestructuras de red con productos de máxima calidad y un historial de I+D imbatible: un proveedor con una larga trayectoria en el cumplimiento de las necesidades de las instituciones financieras de todo el mundo en materia de infraestructura de red técnica y operativa.